SÍNTOMAS

CÓLICO DEL LACTANTE

Todos los bebés lloran, es su manera de comunicarnos que tienen hambre, sueño, frío, calor o simplemente que algo les incomoda, pero a veces lloran sin motivo aparente durante un largo período de tiempo, además presentan espasmos repentinos, flexionando sus piernas hacía el pecho y con un llanto fuerte, que refleja dolor, más frecuentemente en horas de la tarde o al anochecer, pueden además estar molestos durante todo el día.

Los especialistas hablan entonces del cólico del lactante.

DEFINICION

El cólico del lactante se define por crisis de llanto inconsolables e intensas que se producen normalmente por la tarde noche y van acompañadas de distensión abdominal, flexión de las piernas sobre el abdomen y enrojecimiento cutáneo en niños que, por lo demás, están sanos. En estos episodios los bebes aprietan sus puños, presentan rigidez en sus piernas y tienen el abdomen tenso. Es un llanto que no está causado por un problema médico y es un proceso autolimitado (que desaparece entre el tercer y cuarto mes de vida).

Colico Lactante

INCIDENCIA

El cólico del lactante se diagnostica entre un 10 a 40% de los niños menores de 4 meses y es independiente del tipo de lactancia (materna o artificial). Se trata de un problema frecuente y que varía en duración e intensidad según el bebé.
Suele iniciarse alrededor de la segunda semana de vida y persiste hasta el tercer o cuarto mes del bebé.

CAUSAS

No se sabe a ciencia cierta qué es lo que provoca estos cólicos, se presume que son consecuencia de la inmadurez de su aparato digestivo, aunque posiblemente no sea la única causa.
Desde nuestra perspectiva, el cólico del lactante es un mecanismo de defensa del cuerpo que intenta activar el movimiento peristáltico en aquellas zonas en que la inervación no es correcta y en las que se acumulan materiales de desecho y gases que es necesario evacuar.